mayo 19

El Canal Anal

Formación / Información, Hábitos Saludables

0  comments

El recto es la continuación del colon y tiene una longitud de unos 12 – 15 centímetros. Al entrar en el llamado diafragma pélvico se convierte en el canal anal, rodeado de la musculatura pélvica

Este canal mide unos 3 a 4 centímetros, y contiene el esfínter anal interno y el esfínter anal externo, las glándulas anales y los plexos hemorroidales.

El canal anal es el último tramo del sistema digestivo y desde la ingesta hasta este punto transcurren 10 horas aproximadamente.  

Cuando el contenido intestinal llega a la ampolla rectal y es de suficiente volumen, se produce un estímulo sobre la pared del recto, transformado en deseo de defecar, que se acompaña de una relajación refleja del esfínter anal interno y de una contracción de la prensa abdominal, del músculo elevador del ano y de una relajación del esfínter externo (fase voluntaria).

El esfínter anal interno representa una barrera de presión permanente, fundamental en la continencia “basal”. Siempre que aumenta la presión intraabdominal lo hace su tono, excepto cuando es consecuencia de una maniobra de Valsalva (en cuyo caso se relaja). El esfínter anal externo asegura la continencia de “urgencia”, a través de su contracción (hasta 60 segundos).

Los dos esfínteres están normalmente contraídos. El esfínter anal interno (músculo liso) está sometido a influencias no conscientes, estimulantes (simpáticas) e inhibitorias (parasimpáticas). El esfínter anal externo (músculo estriado) está inervado por ramas de los nervios pudendos, por lo que de forma voluntaria contrae o relaja su tono.

La continencia fecal se mantiene predominantemente por el funcionamiento apropiado del aparato neuromuscular anorrectal. La continencia también se ve afectada por la consistencia y la llegada de las heces al área anorrectal.

Normalmente se producen 1 ó 2 defecaciones diarias o cada 36 horas. 

About the author 

Ainara Loga

Mujer que convive con una alergia y una intolerancia desde los 21 años. Durante todo este tiempo he aprendido a adaptar mi dieta a esta restricción alimentaria y diferentes consejos de como cocinar y almacenar la comida. Uniendo mi misión de ayudar a las personas con esta vivencia... Cree Loga donde ayudo a las personas a adaptarse en su dia a dia a estas restricciones alimentarias.

You may also like

El hígado

Las Glándulas salivales

Las glándulas anexas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!