¡Compártelo!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Evidentemente, todos sabemos que es la boca y donde se encuentra, pero ¿Qué partes la componen? ¿Cuáles son sus funciones?

La boca o cavidad bucal, es de suma importancia, es el hueco de entrada de los alimentos que ingerimos y forma la primera parte del sistema digestivo.

Las partes que componen la cavidad bucal son 5:

– Pared anterior: La componen los labios y es, literalmente, la puerta de entrada del aparato digestivo. El labio es un repliegue musculocutáneo membranoso.

– Paredes laterales: Están formadas por las mejillas o carrillos. La mejilla es cada una de las prominencias carnosas que se encuentran debajo de los ojos, a ambos lados de la nariz.

– Pared inferior: Formada por el suelo de la boca, donde se ubica la arcada dental inferior, la lengua, y la musculatura. Nos ayudan a la digestión, mediante la trituración y los movimientos de la lengua, para mezclar el alimento con la saliva que han segregado las glándulas salivales, situadas en la parte de abajo de la lengua, de la mandíbula y a la altura de los oídos dentro de la cavidad bucal. 

La lengua es un órgano móvil situado en el interior de la boca, que está formada de músculo estriado, cubierta por membrana mucosa y está compuesta de una punta, un cuerpo central y una base gruesa. La parte dorsal (de arriba) está cubierta por las papilas gustativas es simétrica, y contribuye a funciones muy importantes como la masticación, la deglución, el lenguaje y la percepción del gusto.

– Pared Superior: La constituye el paladar que conforma la pared superior o techo de la boca. A su vez, este está formado por tres partes: arcada dental superior, paladar óseo y paladar blando o velo.

La bóveda palatina está compuesta por el paladar duro y el blando o velo del paladar. El paladar duro, es una estructura ósea formada por hueso palatino y hueso mandibular. El paladar blando está formado por músculo y, en medio del paladar,  colgando esta la úvula o campanilla.

En el centro, en la parte más posterior del velo del paladar, cuelga la úvula (campanilla). La función de ambos elementos tanto el paladar blando como la úvula es evitar que los alimentos y los líquidos penetren en la cavidad nasal y al estimular la úvula o campanilla provoca el reflejo faríngeo o nauseoso para que la comida pase a la faringe en lugar de a la tráquea.

Pared posterior: Es un orificio irregular, llamado istmo de las fauces, y comunica la boca con la faringe.

La boca tiene tres anexos, que son: las encías, las amígdalas y los dientes.

Los dientes son los órganos responsables de la masticación, y su función es cortar, rasgar y triturar la comida ingerida para que pueda mezclarse con la saliva y ser tragada.

La comida debe ser fragmentada en trozos pequeños para que las enzimas digestivas puedan actuar. El ser humano tiene dos tipos de dentición, la dentición temporal o dientes de leche que está constituida por 20 piezas dentales (desde los 6 meses hasta los 2 o 3 años) y la dentición permanente constituida por 32 piezas dentales (desde los 6 años hasta los 12 años).

La estructura del diente se divide en tres partes: la corona, es la parte exterior del diente y su parte visible, y está cubierta de esmalte. El cuello, la parte situada debajo de la encía, y la raíz, que se une al hueso maxilar por medio del periodonto.

Los dientes se componen de una parte dura (esmalte, dentina y cemento) y una parte blanda (la pulpa) donde se encuentran los vasos sanguíneos y los nervios.

El cuidado de la boca es esencial, ya que, si mantenemos esta sana, podemos evitar otras patologías, además de las propias de la cavidad bucal, como la caries, que afecta al diente y de la que nos ocuparemos en el próximo artículo.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Descarga mi Ebook gratis: La Mento-ría

Describe cómo tu recurso gratuito va a a aportar valor a quienes se lo descarguen. Habla a tu nicho. Proin lobortis, ante quis vulputate molestie, dui leo euismod metus, id laoreet sapien tortor non ipsum. Aenean quis iaculis justo.