La grasa es el sostén de los órganos

La grasa no solo nos sostiene los órganos también lubrica las articulaciones o transporta diferentes nutrientes por la sangre.

Hoy vamos a explicar la importancia de tener la grasa tanto abdominal como la visceral en la medida justa para el buen funcionamiento de todos los engranajes del metabolismo y veremos por qué se dice que el colesterol es malo para el organismo 😉 .

La grasa abdominal es la que solemos llamar el “michelín” o el “flotador”, es el resultado la parte sobrante de las grasas que ingerimos después de hacer todo el proceso de la digestión que el metabolismo las almacena.

Nuestro cuerpo es inteligente y tiene memoria de muchos años,…. este es un aspecto de supervivencia de la era de cuando éramos cazadores y vivíamos en cuevas o cavernas que comíamos cada mucho tiempo y nuestro cuerpo por supervivencia guardaba todo lo que ingerimos por que no sabía cuándo volveríamos a ingerir la próxima comida. Hoy en día comemos todos los días e incluso varias veces al día por lo que hay que “enseñarle” al cuerpo y al cerebro que no debe almacenar para posteriores ocasiones ya que se le facilitará alimentos y nutrientes para el próximo ciclo de digestión y proceso metabólico. 

Aquí es donde está nuestra fuerza de voluntad, nuestra organización y los hábitos saludables para enseñar al cuerpo que debe hacer con cada alimento y nutriente que le facilitamos.

Si nuestro cuerpo no tuviera grasa abdominal o en un nivel inferior al que necesitamos, ¿Qué sucedería? Nuestro cuerpo no tendría la lubricación suficiente en las articulaciones por ejemplo, es parecido a cuando una puerta de casa chirría, ¿Que aplicamos a parte de un producto comercial? Aceite, pos la grasa es aceite lubrican nuestras “bisagras”.

Si nuestro cuerpo tuviera un nivel elevado de grasa abdominal sería un riesgo cardiovascular importante, ya que la grasa abdominal está asociada con la grasa visceral que más adelante explicaremos las consecuencias de tener la grasa visceral elevada.

¿Por qué se dice que el colesterol y los triglicéridos son malos?

El nivel elevado de estos dos lípidos es lo perjudicial pero como todos los aspectos deben estar en su justa medida ni en exceso ni en carencia. Cuando ingerimos un alimento se realiza la digestión en las diferentes fases de digestión, cuando los lípidos llegan al hígado donde se sistematizan y de allí se transportan al torrente sanguíneo para su absorción o desecho lo realizan mediante unas lipoproteinas que estan en el plasma sanguineo mediante diferentes peptidos.

  • El primer peptido es el VHL que trasporta los trigliceridos y los va “repartiendo” por las sangre para ir absorviendolos pos las capas de las arterias y venas
  • El segundo peptido es el LDL (colesterol malo)  que traspoprta el colesterol y tiene la misma funcion que el anterior
  • El tercer peptido es el HDL (colesterol bueno) que transporta proteinas y fosfolipidos y tiene como funcion recoger cualquier resto de colesterol y trigliceridos que las paredes sanguineas no han absorbido.

Se dice que el LDL es malo por que al tener mucha cantidad de trigliceridos y/o colesterol en el torrente sanguineo a las parecedes no le dan tiempo a poder absorberlo de tal manera que se quedan junto a las paredes pudiendo ocasionar el estrechamiento de la sangre y pudiendo crear coagulos y con ello trombos y a causa de ello los infartos o trombosis entre los principales problemas graves de salud.

La grasa visceral es la grasa que tiene nuestro cuerpo para sostener las vísceras, como el propio nombre indica, y los órganos del cuerpo.

¿Te imaginas si no estuviera la grasa visceral? Los órganos superiores aplastarian a los inferiores y nos costaría mucho realizar todos los procesos biológicos por eso es muy importante tener la grasa visceral, ya que es la encargada de que el estómago no aplaste el hígado o el páncreas para poder realizar bien el proceso digestivo por ejemplo.

¿Qué sucede cuando tenemos demasiada grasa visceral? 

Imaginemos que por ejemplo nosotros somos un órgano y otra persona es la grasa visceral. Esa persona nos abraza un poco incluso con los brazos como aprieta un poco estamos incómodos pero podemos movernos y respirar. Ahora imaginemos que esa misma persona en este mismo modo nos abraza más fuerte y más tiempo, nos empezamos a sentir incómodos, no nos podemos mover muy bien e incluso nos empieza a costar respirar y por ello nos movemos con mucha fuerza para poder soltarnos pero no podemos y nos cansamos.

Bien pues en este ejemplo éramos un corazon, ¿Te imaginas este ejemplo siendo un corazón y las consecuencias que podría tener? el corazón con un poco de grasa visceral trabaja como si no le afectara pero si el corazón está con la cantidad de grasa que vemos en la próxima foto,… trabaja tan rápido para poder liberarse del “abrazo” que puede tener taquicardias que es un aumento del ritmo cardiaco y cuando está agotado… pudiendo DEJAR de latir, pudiendo ocasionar un paro cardiaco, infarto,…. 

Grasa adecuada Exceso de grasa

La grasa es buena pero… en su justa medida, ¿Desea saber cuáles son sus parámetros en la grasa abdominal y en la visceral adecuados?

 ¡Descúbralo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Loga .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.